18 de enero de 2008

La Séptima Cuerda: probando, probando...

Cuando Santiago Girón me comentó si deseaba dibujar su guión de 5 páginas titulado "La Séptima Cuerda" para el próximo número de La Duna, especial Música, no tuve más remedio que aceptar por varias razones:

1ª. Porque hacía un buen puñado de años que yo no había realizado cómic alguno, y ya era hora de que me embaucase en un proyecto.
2ª. Por la historia en sí, visualmente atractiva, que me sedujo desde la primera lectura.
3ª. Porque suponía todo un reto personal, qué duda cabe.
4ª. Porque Santiago Girón es un tío con muchas tablas, artista de incalculables registros y mejor persona.
5ª. Porque sentí temor de plasmar gráficamente la visionaria (y grandiosa) historia de corte ciberpunk de David Caparrós, "Lutieres", y aún me arrepiento por ello. -perdóname, David-.
6ª. Porque a medida que leía el guión de Santi surgían escenas detalladas en mi cabeza. Y sueños en blanco y negro, lúcidos y sonoros.
7ª. Porque esta historia merece ser contada: "Inspiración es una puta caprichosa y cruel / que te lleva hasta el cielo y te deja caer..."

7 comentarios:

David Caparrós -namuras- dijo...

Una pinta extraordinaria. Hay un par de detalles que todavía no has terminado, ¿no? Una boca por ahí y un mastil por allá :)

En cuanto a lo de mi guión, no hay nada que perdonar, hombre. La historia de Santi está genial y es muy atractiva visualmente, seguramente más que la mía. Y tampoco es que hubiera ningún compromiso ni nada :)

Juan Carmona dijo...

Pues yo opino más bien todo lo contrario. La tuya la supera en cuanto a visualidad y desarrollo argumentístico, fíjate.
El caso es que la historia de Santi tiene un carácter sutil, comedido y por lo tanto conlleva ciertas precauciones a la hora de plasmarla gráficamente, pero está situada en un contexto temporal definido, digamos finales del siglo XX o recién entrado el XXI (época actual).

"Lutieres" sin embargo, exige una infraestructura gráfica acorde con el visionario y acertadísimo pronóstico que tú propones: una historia ,situada en un futuro no tan lejano, que a mi juicio representa un ejemplar gesto de rebeldía de connotaciones épicas excepcionalmente narrado, con un final in crescendo demoledor, acertadísimo.
Me encanta tu historia, David, y me jode no haberla realizado yo mismo para este próximo especial, tío.
Te lo aseguro, aunque no existiese compromiso ni nada.

Fº Javier Sánchez dijo...

Joder, que guapo.

gesiOH! dijo...

Ale, que acabadico lo tienes ya, que envidia.
Muy chulo te esta quedando, si señor.

Juan Carmona dijo...

Gracias, chachos. Pero esperaros a emitir juicio cuando esté acabada, porque esto se me va de las manos por momentos...
Un saludo.

Juan M. Beltrán dijo...

Estoy de acuerdo con todos, una pinta estupenda y aún siendo tu estilo le noto una manera de tratar el dibujo distinto, con un mayor cuidado en los planos.

También estoy con David sobre esa cara y ese mastil, queda un poco rara su ausencia.

Sigue así, chaaacho.

Fº Javier Sánchez dijo...

Pero la ausencia se debe si no me equivoco a que irán las onomatopeyas o notas musicales que salen del instrumento ¿no?